Tal y como dice la canción que cantábamos de pequeños….el patio de mi casa es particular…pero ahora que somos mayores, somos propietarios y pagamos hipoteca,  tenemos un piso en un edificio que cuenta con patio….realmente es particular??

Para saber si el patio nos pertenece, aunque solo nosotros tengamos acceso, pues está en nuestra planta y tenemos una puerta que da a el, habría que mirar con detenimiento el título constitutivo de la Comunidad y nuestra escritura de compraventa.  En la mayoría de los casos nos encontraremos con un chasco. No..! el patio no nos pertenece. Lo usamos y lo disfrutamos, pero no tenemos un derecho de propiedad sobre el.

Pero si solo yo puedo entrar, y puedo hacerme un trastero, inundarlo de macetas o ponerme una piscina hinchable……!! A ver en que puede esto afectar al resto de vecinos….que mas les da??

La respuesta sigue siendo dudosa…..a priori parece que si, que puedes hacer lo que te de la gana….pero NO.

La mayoría de las veces se trata de un elemento común más, como pueden ser las escaleras, la entrada al portal o los ascensores, pero que el uso es exclusivo del piso que tiene acceso…vaya…sorpresa no?

A veces a algunos vecinos se les ocurre cambiar la soleria, poner demasiado peso (ejemplo un trastero de obra, una piscina hinchable con demasiados litros), regar la plantas como si no hubiese un mañana…..

 

Pues bien, todos estos comportamientos nos llevan a un deterioro del forjado y del suelo del patio, que supongamos….queda por encima de los garajes que se encuentran en el sótano….

Cambiar la soleria, poner demasiado peso o regar puede ocasionar un deterioro del forjado del patio que en ocasiones repercute en daños para las plantas inferiores, sean plantas destinadas a garaje, a locales,…etc…

Quien debe entonces pagar esos desperfectos y daños?? Pues está claro que el dueño del piso que tiene el “uso y disfrute del patio”, pero no la propiedad. Es más, la Comunidad puede exigir al propietario del piso, que no del patio, que reponga éste a su estado original, bien por guardar el decoro, bien por seguridad. Cuestión distinta es que el “usufructuario del patio” pida permiso a la Comunidad para hacer mejoras, innovaciones o cambios. Si esta lo autoriza entonces no estamos ante el mismo caso. La Comunidad deberá responder junto con el usuario del patio de lo daños producidos, pues  dio su consentimiento para dichos cambios.

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies