Se nos ha planteado a veces el caso de que, al asistir en calidad de Secretario-Administrador a una Junta de Propietarios, estos elijen a uno de los vecinos para el cargo que a primera vista, ya sea porque lo conocen desde siempre, es el hijo de tal o cual, vive allí, las cuotas de los recibos de la Comunidad los suele pagar El,  u otros motivos, parece ser motivo suficiente para que sea nombrado.

Es normal que los vecinos presupongan que puede ejercer el cargo de Presidente de la Comunidad sin ningún problema, y más si lo que consigue más de uno es “escaquearse” de dicha responsabilidad, dejando que lo asuma otro, y liberándose así de tener que ser el que “aguante todo el año los problemas de la Comunidad”. Son frecuentes expresiones como “yo no tengo tiempo”, “no suelo parar en casa nada mas que para dormir”, “yo no puedo hacerme cargo de la Presidencia porque estoy muy liado…”…etc.

Sin embargo la cuestión no es tan fácil o tan baladí como parece a primera vista. No se puede dejar la Presidencia en manos de quien aparenta la cualidad de propietario, pues a la hora de representar a la Comunidad “en juicio, y fuera de él”, ésta puede tener problemas en cuanto a capacidad procesal o contractual. Esto es, en un juicio no podrá acreditar legitimidad y los contratos que firme en nombre de la Comunidad pueden ser declarados nulos, por falta de capacidad de obrar.

El art 13.2 De la Ley de Propiedad Horizontal dice de forma muy clara que “El Presidente será nombrado, entre los propietarios”, y además esta norma es imperativa (ius cogens), no está al arbitrio ni pertenece al ámbito de libre disposición de los componentes de la Comunidad.

Se nos ha dado el caso algunas veces , y es por ello por lo que solemos asegurarnos de que el vecino elegido Presidente, sea propietario de verdad, bien requiriendo al vecino que nos asegure tal extremo, bajo su responsabilidad, bien pidiendo  nota simple de la vivienda (método más que efectivo, pues un contrato de compraventa de la vivienda puede no estar actualizado, y lo que si garantiza de forma efectiva es la Publicidad Registral actualizada).

Que ocurriría si, llegado el caso, la Comunidad demanda a un propietario moroso que debe cerca de 3.000 €, y quien figura en el Acta que liquida la deuda, o que otorga poder de representación a abogado y procurador, es Presidente, pero no cumplía con el requisito legal de ser propietario? Es decir, no es o no puede ser realmente el Presidente de la Comunidad por no cumplir con los requisitos del art 13.2 de la LPH que dijimos antes?

Pues ocurriría que el propietario moroso podría alegar falta de legitimación procesal del Presidente y el Juez podría estimar dicha alegación, pudiendo sobreseer el pleito, lo que llevaría a la Comunidad a perder las cantidades adeudadas.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies