Vamos al buzón y al abrirlo vemos que nos convocan a una Junta de Propietarios para dentro de 15 días. El Orden del día prácticamente ha sido un copia y pega del anterior,…”estado de cuentas, presupuesto, vecinos morosos, junta directiva… ruegos y preguntas….”

“Pero es que yo quería que se incluyese un punto en algún punto del orden del día el instalar un salva-escaleras, ya que tengo cierta edad y voy en silla de ruedas. La rampa de subida se me hace un mundo y vivo sola,…”

Que hacer si como propietario quieres que se hable de algo en concreto en la reunión. Debe el Presidente incluir ese tema en el Orden del día o puede poner los que quiera..?

La  respuesta es SI!!    El orden del día no es una lista de puntos que decide el Presidente de la Comunidad,.. sino que cualquier vecino puede exigirle que incluya algún tema del que quiera que los vecinos se pronuncien, y así lo dice nuestra legislación: art 16.2 “Cualquier propietario podrá pedir que la Junta de propietarios estudie y se pronuncie sobre cualquier tema de interés para la comunidad; a tal efecto dirigirá escrito, en el que especifique claramente los asuntos que pide sean tratados, al presidente, el cual los incluirá en el orden del día de la siguiente Junta que se celebre.”

Los propietarios tienen el derecho y deben  poder tener una participación activa en los asuntos que afecten a su Comunidad, por lo tanto, si desean exponer cualquier tema, deben comunicarlo al Presidente de la Comunidad, el cual está obligado a incluirlo en el Orden del día de la próxima Junta, no pudiendo negarse a ello.

Por lo tanto y en nuestro ejemplo anterior, la vecina de la silla de ruedas puede exponer perfectamente su problema y pedir que sea tratado en la Junta de Propietarios, y no olvidemos que en este caso particular, donde se pide suprimir las barreras arquitectónicas, regulado en el art 17.2, se dice:

“Sin perjuicio de lo establecido en el artículo 10.1 b), la realización de obras o el establecimiento de nuevos servicios comunes que tengan por finalidad la supresión de barreras arquitectónicas que dificulten el acceso o movilidad de personas con discapacidad y, en todo caso, el establecimiento de los servicios de ascensor, incluso cuando impliquen la modificación del Título Constitutivo, o de los Estatutos, requerirá el voto favorable de la mayoría de los propietarios, que, a su vez, representen la mayoría de las cuotas de participación.

Cuando se adopten válidamente acuerdos para la realización de obras de accesibilidad, la comunidad quedará obligada al pago de los gastos, aun cuando su importe repercutido anualmente exceda de doce mensualidades ordinarias de gastos comunes.”

Y dicho artículo 10.b dice:  ” Las obras y actuaciones que resulten necesarias para garantizar los ajustes razonables en materia de accesibilidad universal y, en todo caso, las requeridas a instancia de los propietarios en cuya vivienda o local vivan, trabajen o presten servicios voluntarios, personas con discapacidad, o mayores de setenta años, con el objeto de asegurarles un uso adecuado a sus necesidades de los elementos comunes, así como la instalación de rampas, ascensores u otros dispositivos mecánicos y electrónicos que favorezcan la orientación o su comunicación con el exterior, siempre que el importe repercutido anualmente de las mismas, una vez descontadas las subvenciones o ayudas públicas, no exceda de doce mensualidades ordinarias de gastos comunes. No eliminará el carácter obligatorio de estas obras el hecho de que el resto de su coste, más allá de las citadas mensualidades, sea asumido por quienes las hayan requerido.”

 

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies